Written by 2:45 am Negocios

Los 7 miedos de un emprendedor en su carrera

miedos de un emprendedor

Sin duda, una de las etapas más duras que me ha tocado como emprendedor, ha sido el hecho de conquistar y dejar atrás todos los miedos de un emprendedor que vas aprendiendo y tomando a lo largo de la vida profesional. Dichos miedos de un emprendedor van acumulándose si no los superas día con día.

A veces los miedos de un emprendedor se juntan de 2, 3 o 4 a la veces y sientes que se paraliza tu actividad, pero ayuda mucho a superar paso a paso cada uno de los miedos de un emprendedor.

Le llamé miedos de un emprendedor porque cuando tienes tantas cosas en la cabeza, ese sentimiento te paraliza muchas veces y no te deja avanzar. Pero cuando logras quitarte el lodo del cuerpo de esos miedos de un emprendedor y seguir adelante, te vas dando cuenta de qué es posible, es superable y aunque fuera tan difícil, estás hecho para eso y más.

Por eso, he decidido hacer esta publicación con los miedos más fuertes que me ha tocado superar. Y sin duda, los miedo de un emprendedor serial que sigue sorteando día a día cada paso.

Los miedos de un emprendedor

Empezaré ésta lista de los miedos de un emprendedor más comunes con el miedo más fuerte que me tocó superar. No es el más difícil, ni el más importante. Cada uno podrá hacer su lista de mayor a menor, y tampoco significa que esté en base al más difícil.

Portrait of concerned panicking and worried senior bearded man in glasses and suit biting fingers from nervousness and overreacting looking up scared standing intense over white background. Emotions and body language concept

1. Miedo a no ser suficiente

Recuerdo que a principios de este año, unos días antes de que se disparara la pandemia, tuvimos un grupo de amigos un desayuno que se convirtió en un día maratónico de risas, pláticas y alguna que otra verdad.

Ese día, una amiga me dijo que como no sabía cómo me podía aventar a lo desconocido de poner un negocio, que ella no podría, y en pocas palabras comentó que es una inspiración lo que he logrado.

La verdad yo me siento como que no he logrado casi nada. Siento que todavía me falta muchísimo. Y sin duda, hay veces que me siento en el limbo por voltear a ver lo que han logrado las demás personas. Pero tampoco es justo y bueno el compararse. Cada uno tiene su camino, y cada uno sabe cómo llevarlo. Pero este miedo de no ser suficiente, es para mí paralizador.

Vengo de una familia de empresarios, donde mi madre y muchos de mis tíos tienen sus propios negocios. Algunos más grandes que otros. Pero todos son exitosos a su manera. Y el hecho de no ser suficiente. De no tener la madera y de renunciar en un momento dado, se convirtió durante mucho tiempo en un de mis miedos más profundos.

¿Cómo lo superé?… En base de picar piedra. De ir paso a paso y de enorgullecer mis logros. De los fracasos tomarlos como aprendizaje y sobre todo, de tratar de no desesperarme. Sin duda, los miedos de un emprendedor cuando no se cree suficiente, se magnifican

miedos de un emprendedor
On no. Portrait of attractive bug eyed bearded dark haired male employee standing at his work desk with jaw dropped feeling terrified because he forgot about something. Human emotions, feelings

2. Miedo a la incertidumbre financiera

No es fácil lidiar día a día con que si no te alcanza el dinero, si no tienes para pagar las finanzas, o si llegarás a final de año con una cantidad impresionante de deudas

Siempre he creído que un emprendedor es como un malabarista. Tratar de aventar varias bolas a la vez, y que cada una tenga un peso muy fuerte te cansan. Pero cuando se trata de dinero, es todavía más desesperante.

El hecho de jugar con dinero propio, con dinero prestado, con dinero ajeno. O lo que es peor, sin dinero es frustrante. Pero al terminar año con año y ver que poco a poco empiezas a levantar más y más proyectos, y que cada vez empiezas a administrar más el dinero y de mejor forma, te hace sacar una sonrisa del rostor.

3. Miedo al fracaso

Alguna vez leí un libro llamado “Crear o morir” el cual durante varias partes del libro te habla acerca del fracaso. De como los emprendedores aprenden en base a ésta palabra. Y que incluso, en algunas rondas de inversores en Silicon Valley, preguntan cuántos negocios han fracasado, y qué ha aprendido de ellos. Que un inversionista que ve un emprendedor con un gran proyecto pero sin fracasos, es cómo jugar un boleto de lotería.

Sin embargo, en América Latina el fracaso no es un moretón. El fracaso lo toman como una cicatriz. Una larga y profunda cicatriz que es muy difícil quitarse de encima.

Sin embargo, entre cada fracaso que tenemos los emprendedores, los miedos de un emprendedor se van eliminando. Y entendemos que son gajes del oficio. Que a veces pasa. Pero con cada una de las oportunidades, salimos más fortalecidos

Yo digo, y no con orgullo, pero sí con conocimiento, que he tenido 2 emprendimientos fallados. Uno fue por desconocimiento y apatía. El otro, porque pensábamos que con un buen proyecto bastaba para impactar. Y sin duda, es algo muy incorrecto.

Hoy en día lucho con 3 negocios base. Con uno más en desarrollo. Y con un quinto en marcha. Es cierto que no soy un emprendedor común. Siempre me he considerado serial dadas mis múltiples ideas, y que no puedo estarme quieto.

Y aunque hay mucho más riesgo de que alguno de éstos 5 proyectos o emprendimientos fracase, también es cierto que he aprendido muchísimo de la responsabilidad, administración del tiempo y los recursos y de la resiliencia.

4. Miedo a lo desconocido

Casi todos los niños le teníamos miedo al clóset en la oscuridad. Aquel pequeño espacio de 2×1 metros que a falta de luz, parecía ser una caverna horrenda y gigantesca que podía contente muchísimos seres espectrales y que no nos atrevíamos siquiera a ver.

Cuando crecímos, nos dimos cuenta que dicho clóset es tan grande o pequeño de día como de noche, y que no había nada de qué preocuparse. A menos que dejáramos la puerta abierta y nos pegáramos en el pie.

Lo desconocido al emprendimiento es algo parecido. Tememos porque no lo conocemos. Porque nunca hemos estado ahí, y porque no sabemos que tan grande o pequeño vaya a ser. Si puede con nosotros, o nosotros podremos con él.

Una de mis primeras veces ante lo desconocido fue hace muchísimo tiempo, cuando mi madre por urgencia me dejó a cargo por primera vez de un evento. Yo era el encargado, el responsable y el único culpable si el evento salía mal. Sin embargo, si todo salía bien era a cargo de un equipo de profesionales. Al final salí todo a la perfección, y no hubo necesidad de felicitarme. Es mi obligación, pero también el dar un paso al frente y decir que podía manejar este tipo de cosas.

Ahora volteo y veo que he manejado cientos de eventos. Y a pesar de qué algunos han tenido sus dificultades, ya lo veo como gajes del oficio. Pero el miedo a lo desconocido estuvo durante mucho tiempo. Sin duda éste es uno de los miedos de un emprendedor más difíciles de encarar.

5. Miedo a equivocarse

Cuando estaba terminando la universidad, me pasé un semestre completo desarrollando un plan de negocios tecnológico, para el segundo emprendimiento de mi vida. Éramos un grupo de 3 socios jugando a ser empresarios tecnológicos. Y metí tanto empeño en este proyecto y en su business plan tratando de evitar cualquier error, cualquier hueco y cualquier falta de conocimiento, que en papel parecía perfecto. El pánel de expertos del diplomado nos felicitó y quedamos como unos dignos representantes del área.

Empezamos a buscar levantamiento de rondas, desarrollar el prototipo, comprar las piezas y sobre todo lo más difícil… Vender.

Y después de éstos y varios escenarios más, nos dimos cuenta de qué no sirve de nada hacer un papel extraordinario si no estás listo para enfrentar los errores. Nunca vas a estar exento de cometer errores. Pero necesitas aprender a lidiar con ellos siempre. Pase lo que pase.

La equivocación es el pan de cada día. Pero el hecho de sortear los errores, aprender de ellos, y sobre todo, saber usarlos a tu favor, se convertirá en una buena referencia que vas creciendo como emprendedor.

6. Miedo a decir que no

Aunque este es un problema general de la gente, tuve que ponerlo como un punto, porque ha sido un gran maestro de mi vida como emprendedor. Y sin duda, es uno de los grandes miedos de un emprendedor.

Pensamos que nuestro negocio se necesita volver todólogo de lo referente al tema en cuestión. Si somos arquitectos, necesitamos hacer todo tipo de construcciones, aún cuando no somos especialistas en ese tema. Si estamos abriendo u negocio de celulares, aún cuando meteremos reparación, no sabemos cómo decir que no.

Y mucha gente me ha dicho “es para ganar unos pesitos de más que nunca caen mal”. Es cierto. nunca caerán mal, pero ese “no” nunca nos lo quitaremos de la mente si no aprendemos a negarnos cuando de plano no sea nuestro asunto.

En estos años, he tenido que decir “no” muchas veces. Y a veces, la gente piensa que lo haces porque no te interesa el negocio. Pero cuando se piden un favor, cuando se quiere hacer un descuento. Cuando quieren recomendaciones. O peor aún, cuando se quiere meter a un “conocido” a trabajar, es necesario aprender a negarte cuando necesitas hacerlo.

Lectores emprendedores, aprendamos a decir no sin miedo. Que no se vuelva uno de los miedos de un emprendedor.

7. Miedo a la falta de tiempo

Este sin duda es uno de los mayores miedos de un emprendedor y de los más comunes. A veces sientes que necesitarías tener más de 24 horas en el día o más de 7 días en la semana para sortear cada paso.

Muchas personas seguido me dicen que por qué trabajo en sábado, domingo y días feriados. Que si mi administración de tiempo no es la más correcta.

Trabajo siempre habrá. Pero también es cierto que es bueno ocupar cada uno de los momentos en que puedes adelantar. Y hay veces en que las ideas te surjen de sorpresa, por lo que es bueno tener dicho tiempo para adelantar temas. La vida no te dará 24 horas al día. Pero a veces es bueno alargarla lo suficiente.

Conclusiones

Los miedos de un emprendedor estarán siempre. Y es muy difícil evitarlos. Pero yo no lo haría.

Esos miedos de un emprendedor me han ayudado a aprender y acelerar mi proceso para poder combinar varias actividades a la vez.

Es cierto que siempre habrá muchos miedos de un emprendedor a lo largo de su carrera. Sin embargo, dichos miedos de un emprendedor no son siempre iguales.

Sin duda habrá muchos más miedos de un emprendedor a lo largo de la vida, y el aprender de ellos es fundamental.

Y dime, para ti, ¿Cuales son tus miedos de un emprendedor? Me encantaría que me dejaras tu comentario y tus sugerencias.

Si tienes alguna duda acerca de desarrollar la marca personal, o de algo puntual, por favor escríbeme en el formulario, mándame un mensaje a raul@raulvalero.com o con gusto agrégame a mis redes sociales de FacebookInstagram o Twitter.

O siempre ando al pendiente de mi Linkedin para cualquier cosa, y ya sabes.

Para impulsarte siempre… “Marca tu marca”.

(Visited 31 times, 1 visits today)
¡Odio el SPAM tanto como tú!
Close