Written by 5:07 am Sin categoría

La experiencia de saber que tornillo apretar.

saber que tornillo apretar

Sin duda el estudio es un gran aliado para poder mejorar tus habildiades en la rama que te desenvuelvas. Pero siempre la habilidad y la experiencia son fundamentales… O si no, siempre piensa en esto antes de saber que tornillo apretar.

Muchas veces, nos vamos con la falsa idea de que algunas actividades son tan fáciles que cualquier persona lo haría. O inclusive peor, cuando llegan a tu negocio sabiendo hacer algo que pocos manejan el conocimiento.

Esta historia la he escuchado muchas veces a lo largo de mi carrera como emprendedor, como tomador de decisiones y con la grandiosa labor de contratar gente tanto interna como externa.

A veces llegan y me dicen las personas un precio. Aún cuando el precio se me hace elevado, recuerdo esta historia y entiendo el por qué pueden cobrar precios altos.

Pero sin más, pongámosle inicio a esta historia.

Saber que tornillo apretar

La historia inicia con el caso de un ingeniero técnico, el cual fue llamado para poder arreglar una  computadora muy grande, extremadamente compleja y bastante cara de poder reemplazar…  una computadora que valía más de 10 millones de dólares.

Cuando el ingeniero se sentí frente a la pantalla, empezó a teclar varios códigos para poder verificar el error y saber desde qué punto empezar a maniobrar.

Después de un rato de estar analizando, asintió con  la  cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el complejo aparato. Procedió a  empezar a sacar su caja de herramientas buscando un pequeño  destornillador. Y sin más ni más, empezó a desamar la computadora. Después de un rato de haber desarmado la computadora especializada, se asomó y con toda la calma del mundo, hizo lo siguiente.

Prendió una linterna y dio dos vueltas a un  pequeñísimo tornillo. Al final es saber qué tornillo apretar.

Después de hacer esa “peligrosa labor”, procedió a encender de nuevo la computadora y pudo comprobar que estaba  trabajando  perfectamente.

Después de verificar que quedó arreglado, procedió a volver a armar la computadora y ponerse de pie.

Después de terminar su trabajo, con toda la calma del mundo fue hacia la oficina del presidente de la compañía a comentarle que el trabajo estaba realizado. Que la computadora estaba trabajando y que no volvería a sufrir por este desperfecto.

El presidente de la compañía se mostró encantado y con una gran sonrisa de oreja a oreja, se ofreció a pagar la  cuenta en el acto.

-¿Cuánto le debo por esta magnífica reparación? fue la pregunta inicial

– Son mil dólares. Comentó el ingeniero.

– ¿Mil dólares? ¿Mil dólares por sólo unos momentos de trabajo? ¿Mil dólares por poder encontrar y dar vuelta a un simple tornillo? ¡Entiendo que mi computadora cuesta más de 10 millones de  dólares, pero mil dólares es una cantidad disparatada!

Molesto y sorprendido comentó que solamente la pagará si  le manda una factura perfectamente  detallada que justifique. la mano de obra tan rápida que desarrolló.

El ingeniero estuvo de acuerdo y asintió con la cabeza. Procedió a marcharse dejándole ver que al otro día iría para poder darle la factura.

A la mañana siguiente a primera hora, el  presidente recibió la factura, la vio con sumo cuidado, sacudió la cabeza y sin más ni más,  procedió a pagarla en el acto, sin chistar.

La factura desglosada era la siguiente:

Servicios desarrollados:

Apretar un tornillo…………………… 1 dólar.

Saber qué tornillo apretar…………. 999 dólares.

Siempre recuerda lo siguiente. Se gana por lo que se sabe hacer, en este caso, saber que tornillo apretar. No sólo por lo que se hace ni por cuánto tiempo se lleva haciéndolo.

saber que tornillo apretar

Sin duda, esta historia llamada “saber que tornillo apretar” siempre me ha dejado una enseñanza.

Sobre todo, cuando me comentan los posibles clientes “Es qué está muy caro tu servicio”. Recuérdales el saber que tornillo apretar vale más.

Si tienes alguna duda acerca de desarrollar la marca personal, o de algo puntual, por favor escríbeme en el formulario, mándame un mensaje a raul@raulvalero.com o con gusto agrégame a mis redes sociales de FacebookInstagram o Twitter.

O siempre ando al pendiente de mi Linkedin para cualquier cosa, y ya sabes.

Para impulsarte siempre… “Marca tu marca”.

(Visited 18 times, 1 visits today)
¡Odio el SPAM tanto como tú!
Close