A título personal

Por si no lo sabías, y por si tenías las dudas, a veces no aclaramos a tiempo las cosas, por eso mismo; Y sabes algo…

En resumen, quiero llamarte y proponer un cambio,

aclarar las cosas y que amanezcas sobre mi pecho

y yo sin sed,

amándote sin remedio.

Y sabes algo

Quiero dejar el modo automático, quiero quitar el freno de mano y dejarme ir, pero sabiendo que tú harás lo mismo, que sentirás, que vivirás, y que te arriesgarás. Que hacer un salto de fe también es cuestión de saber que te pueden lastimar, que te pueden volver a destrozar, pero creyendo que esta vez es la buena, que esta vez todo saldrá bien, y que poco a dejarás todo atrás.
Cierto, mis últimas experiencias no salieron bien, igual que las tuyas, estamos en igualdad de circunstancias, aunque si pusiera algo a tu favor es que tú te abriste, tú ya mostraste tu dolor, y te atreviste a gritarme algo que hace hace mucho no escuchaba, pero aunque quiero pensar que fue el momento adecuado, se que no fue así, se que fue mezcla de muchas cosas.
Es cierto, lo más bonito de una relación es empezando, conocer las manías, los gustos, hasta donde jala la cuerda y aprender a no hacerlo, saber que no te gustan los lácteos y ni ofrecértelos, saber también que te aventarás a muchas cosas, también empezar a conocer tus límites.
saber qué es lo que quieres y qué no (s0lo esperando que yo esté en lo primero), y saber que tus movimientos van con los míos.

Y sabes algo…

Quisiera empezar con un simple mensaje de texto. “Te extraño”, Quisiera que empezaras a buscarme, a decirme “quiero verte, quiero estar contigo” o con un simple “¿Quieres hacer algo?”. Y
Empezamos muy raro, sin embargo no puedo ni quiero quitarme esa imagen de mi mente… O bueno, ni siquiera se si empezamos ya. Esa es la pregunta más fuerte que ronda mi cabeza.
¿Te he dicho que no me gusta estar desconcertado? No me gusta el desconcierto, prefiero saber algo aunque sea malo, a algo genial, aunque me hayan dado pistas.
Además te he dicho que soy muy ansioso? Y si seguimos en la lista, puedo sacar mil y un cosas. Soy ansioso, depresivo, cero paciente, congruente, muy directo, muy meloso, muy cariñoso, muy directo, posesivo, cero celoso, pero creo ser también entendible. Cierto que reacciono a veces de modo muy impredecible, que a veces ni las personas que amo entienden mi modo de pensar, pero créeme que aunque parezca que soy un nido de sentimientos en sentido contrario, a veces solo quiero escuchar que empezamos con el pie derecho.
Y sabes qué, esta vez quisiera que mostráramos un poco más de apertura, o tal vez no, mostrarnos sin que los demás lo vean, pero que al mismo tiempo que sepan que esta vez mi sonrisa si es tuya, contradicción absoluta, gritarlo a los 4 vientos pero mostrarnos cautelosos.
Esto de madurar y empezar a aprender a no mostrarte a la primera de cambios no está bien, porque no soy así, aunque me he hecho, aunque me encanta romper las reglas, me cuesta mucho cuando no se trata de alguien, y de alguien a quien se brincó el protocolo y entró de lleno en mi mente. No, no creas que está mal, para nada lo está, solo a veces cuesta, y cuesta entender que quieres que esté ahí, que no se vaya, aún sabiendo que desafían las leyes.
Y sabes algo, amé verte llorar. No es algo que quiera a menudo, pero lo amé, porque aunque una de las cosas que más me encantaron de ti fue tu fuerza, tu carácter, tu determinación, pero también fue que puedes quebrarte, y eso me mostró que no quiero que lo hagas por mí, y que si un día veo una lágrima, que sea por felicidad,
Me gusta determinar mi futuro, me gusta ponerme metas a largo plazo, me gusta y es algo que no puedo evitar, aunque a veces es mejor dejar que vaya un paso a la vez.
Curioso… Un paso a la vez, se que es más glorioso, se siente mejor y se afianza mejor, aunque quisiera que eso se le explicara a mi mente y a mi corazón, dejarse ir, quitando el freno de mano, pero sabiendo que no terminarás estrellado en una pared pensando “Por qué lo hice de nuevo”.
Y si me preguntas (sabiendo que no lo harás), solo prometo dar todo, pero queriendo que tú misma lo des. ¿Es una promesa? No, es un pacto, es un acto de lealtad y es una decisión que yo mismo hice.
Y sabes algo… Esta vez voy con todo, sin piloto automático y sin freno, a ver que pasa…
15 abril, 2018
y sabes algo

Y sabes algo…

Por si no lo sabías, y por si tenías las dudas, a veces no aclaramos a tiempo las cosas, por eso mismo; Y sabes algo… En […]
5 enero, 2018
metas anuales

Metas anuales del 2018 y compromisos de año nuevo.

Siempre he tratado de escribir un post anual, platicando un poco lo que pasó en el año que terminó, y lo que escribiendo mis metas anuales. […]
14 noviembre, 2017
Amor en tiempos de Internet

Amor en tiempos de Internet

Cuando nos fundimos en un fuerte abrazo, ninguno queriendo decir nada, los dos llorando sin que nada más importe, sin querer despedirnos, sin querer aceptar la […]
14 noviembre, 2017
cambio al cambio

Cambio al cambio sin detenerte

Empecé este  post con el título “Cambio al cambio” debido a que en mes y medio se han modificado muchas cosas de las cuales empezaba a […]
27 diciembre, 2016
Puede que Van Gogh tenga razon

¡Puede que Van Gogh tenga razón!

Cuando estás tratando de avanzar, de dejar ese denso bosque, y después de un largo camino empiezas a mirar el cielo, no puedes distinguir si sale […]