Cambiar tus estrellas

Cambiar tus estrellas

Bill Gates tiene una frase muy fuerte si uno la analiza cuidadosamente. “Si naces pobre, no es tu vida… Si mueres pobre, si lo es”, y me refiero a analizar no tanto por el hecho del dinero, sino por el hecho de cambiar tu vida. Si naces en un lugar en los que no crean que puedas lograr tus sueños, no es tu culpa; sin embargo, si mueres sin haber logrado cambiar tus estrellas si es tu culpa. Si a través de todo el proceso de la vida, trabajas solo por sobrevivir, será tu más grande culpa.

A qué me refiero con “Cambiar tus estrellas” a no poder vivir de acuerdo a como quieres serlo. Si dentro de cambiar tus estrellas uno quiere tener dinero, fama, fortuna, éxito, o cualquier otra cosa, es bien válido, pero debes de hacerlo.

Mucho tiempo yo quería ser muchas cosas, solo que no me imaginaba el poder vivir, tener aventuras, retos, o algo que me llenara de vida. Ahora, he empezado a moldear mi vida, y poco a poco aquello por lo que he luchado, está llegando a mi vida.

Mis viajes, mis cursos y mis consultorías empiezan a tener fuerza en mí y alrededor mío.

Cierto que creí que una vez que diera el paso iba a ser muy fácil y temo decir que no lo ha sido, pero ha sido un paso tan glorioso que no lo cambio por nada.

Como muchos de ustedes, estoy muy acostumbrado al dinero, a la posición y a las ideas de la sociedad. Creo que estas tres ideas han sido un reto el poder sacar de mi mente lo que piensen, lo que sientan y lo que digan. Vida solo hay una y sueños hay muchos, y no quiero esperar para hacerlos realidad.

Soy una persona muy impulsiva, pero esta vez estoy barajeando mi destino, sabiendo qué, como, donde y hacia qué lugar quiero ir, planes siempre debe de haber, pero no debes de hacer planes sin una ejecución.

No tengo miedo de cambiar mis estrellas. Nací en una familia empresarial, y lo más fácil hubiera sido al terminar mi carrera, empezar mi maestría, continuar creciendo laboralmente como lo estaba haciendo, tener una familia, tener un techo, una buena posición y dejar mis sueños “locos” a un lado. Lo cierto es que nunca he sido una persona fácil, y nunca he querido que me vean como alguien que perdió sus sueños por una vida tranquila. No quiero enojar a más de un lector, si tu sueño es lo que yo acabo de describir, lucha por eso, pero no es lo que yo busco.

Quieres cambiar tus estrellas, empieza el día de hoy. No dejes tus ilusiones por una vida cómoda. No dejes tus metas pensando que son difíciles de lograr. La vida siempre pone un “no” frente tuyo, para que tú lo conviertas en un “si. La vida no pone retos a quien sabe que no puede conseguirlos, y eso tan difícil de lograr está frente a ti, esperando a que lo hagas realidad.

No tengas miedo de cambiar la comodidad por tus metas, cambiar tu tranquilidad por tus ilusiones, y sobre todo… “Cambiar tus estrellas”